Mandao Blog

¡La mejor receta de torticas de Morón!

pila de torticas

Es de imaginar que si están en busca de la mejor receta de torticas de Morón ya hayan escuchado alguna vez hablar de ellas, pero en este artículo te vamos a explicar con lujo de detalles qué son y ,¡más importante aún!, cómo se hace esta tradicional galleta cubana. Sin embargo, primero hay que hacer una salvedad: en Cuba se las conoce simplemente como torticas.

¿Qué son las torticas cubanas y de dónde vienen?

Las torticas de Morón son ideales para comer con el desayuno o por la tarde acompañando alguna infusión (hay que decirlo, son un poquitín secas). Se trata de unas galletas dulces de textura similar a la de los polvorones o, más precisamente, de los mantecados españoles.

Esto no es casualidad: hace poco menos de cien años, a principios del siglo XX, una mujer llamada doña Serafina Echemendía (también conocida simplemente como “Fina”) improvisaba en la ciudad de Morón, en Ciego de Ávila, Cuba, una adaptación libre de la receta andaluza, que originalmente incluía maníes, almendras y demás frutos secos. En su lugar, doña Fina usó ralladura de cáscara de limón, y así creó la tortica cubana, que además de ser muy sencilla de hacer es también generalmente más económica que la versión original.

A pesar de provenir de una receta española, la verdad es que la tortica de Morón se ha consagrado hace ya largo tiempo como un elemento tradicional cubano, y como emblema de la ciudad de Morón. Dicho sea de paso, Morón tiene otro gran símbolo que la identifica y que se deriva de la tradición andaluza: la famosa estatua del Gallo de Morón.

torticas de moron

Ingredientes de las torticas cubanas

En cuanto enumeremos los ingredientes requeridos por la receta de torticas de Morón cubanas, verás que no son muy light ni tan compatibles con los regímenes dietarios. Pero si lo que buscas es darte un gustito dulce, las torticas cubanas no te van a decepcionar.

Como decíamos, las torticas de Morón cubanas son ya una receta tradicional del país caribeño. Esto significa, por supuesto, que hay tantas versiones como cubanos que las hacen. Sin embargo, hay una receta base (y básica también, vean) que lleva sólo cuatro ingredientes: harina, azúcar, ralladura de limón y, claro, manteca. Hay quien le agrega también esencia de vainilla, y hay quien le agrega huevo, y hay quien la hace con grasa en vez de manteca, y así.

Necesitamos entonces:

  • 250 gramos de azúcar blanco
  • 350 gramos de harina común
  • 200 gramos de mantequilla
  • ralladura de cáscara de un limón

Descarga la app de Mandao

¡Recuerda que los productos para las torticas cubanas y más los puedes encontrar en el mercadito de Mandao y en nuestros agromercados!

Si no nos interesa obtener una crocantez excepcional, podemos agregarle huevo. En este caso no lo haremos. También podemos agregarle esencia de vainilla, para realzar el aroma. Es muy importante que a la hora de encarar la preparación, tus ingredientes estén a temperatura ambiente. Esto favorecerá que se integren perfectamente al momento de mezclarlos.

Como decíamos antes, hay quien las hace con mantequilla vegetal, con aceite y hasta con grasa de cerdo. De cómo hacer torticas de Morón con aceite nos encargaremos más adelante, pero antes de seguir, una curiosidad: como decíamos, hay quienes hacen las torticas con grasa de cerdo y hay quienes lo consideran una abominación. Sin embargo, esa variante específica tiene un motivo muy concreto, y es que los polvorones españoles que mencionábamos antes ¡tienen su variante con grasa de cerdo! Evidentemente esa alternativa se remonta entonces a la genealogía de esos polvorones ancestrales.

La preparación

Otra importante virtud de la receta de torticas cubanas es que además de que su preparación es extremadamente sencilla, la cocción es rápida. Debemos cocinarlas pero no dorarlas. Si vieron una imagen de torticas de Morón alguna vez, habrán podido apreciar que son bien claritas. Así es que las pondremos en el horno un máximo de 20 minutos, e incluso menos si tu horno es fuerte.

Veamos cómo hacer torticas de Morón paso a paso.

  • Primero lo primero: precalentamos el horno, aproximadamente a 170°C.
  • Luego empezamos con los ingredientes: batimos la mantequilla hasta lograr una especie de pomada, y la mezclamos con el azúcar y (en caso de usar) con la vainilla. Debemos obtener una pasta mantecosa.
  • A continuación, incorporamos la harina a esa pasta mantecosa. Es muy importante que lo hagamos tamizándola. No eches toda la harina junta de sopetón. Éste es también el momento de incorporar la ralladura de cáscara de limón. Seguimos batiendo.
  • Tras la incorporación de la harina, la mezcla debería cambiar su consistencia. Ya no se trata de una pasta o pomada mantecosa, sino una especie de miga o mezcla arenosa que se desgrana entre nuestros dedos. Si es así, ya podemos trabajar en darles forma. 
  • Vamos a vaciar la mezcla sobre la mesada o alguna otra superficie, previamente enharinada. Con nuestras manos vamos a amasar hasta que los grumos se integren, aunque quede una masa quebradiza.
  • Luego estiramos la mezcla con un palo de amasar y con la ayuda de un moldecito cortamos las galletas.
  • Una vez cortadas, las disponemos en una bandeja de horno, que habremos cubierto con mantequilla y enharinado. También podemos usar un poco de papel para hornear, ya que el objetivo es poder llevarlas al horno sin que se peguen.
  • Nuestras torticas ya están listas para ser horneadas: entre 15 y 18 minutos alcanzarán para que los bordes se doren ligeramente, y esa será nuestra señal para retirarlas. ¡Atención! No las saques de la fuente hasta que se enfríen, es posible que se rompan.
pila de torticas de moron

Algunas variantes de las torticas cubanas

Ahora que ya aprendimos cómo hacer torticas de Morón, quizá te surjan algunas preguntas. ¿Se pueden hacer torticas de Morón en microondas? No es recomendable, ya que no quedarían crocantes y esta es una de sus características fundamentales. No recomendamos hacer torticas de Morón sin horno. ¿Existe una receta de torticas de Morón con aceite? Así como existen las torticas de grasa, sí, claro que existen las torticas de Morón con aceite. En casi cualquier preparación puede reemplazarse la mantequilla por aceite, aunque claro, el resultado no será exactamente el mismo. Pero con esta receta para hacer torticas de Morón quedan unas galletas igualmente deliciosas. ¡Si hay gente que hasta las prefiere así!

5/5 - (5 votos)
Article Categories:
Recetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.