Mandao Blog

Propiedades del mamoncillo cubano

mamoncillo cubano

Hoy te contamos sobre una fruta exótica, propia de América del Sur, América Central y el Caribe. En los meses de verano es cuando más la podemos encontrar en las calles y agromercados. Sí, estamos hablando del mamoncillo, también conocido como quenepas, mamón, guinep, limoncillo, etc. En Cuba, su nombre más característico y famoso es mamoncillo o anoncillo. Veamos algunas de sus características y beneficios.

Mamoncillo: beneficios para la salud, nutrientes y usos

El mamoncillo es una fruta que tiene muchísimos beneficios para nuestra salud: es bueno para el sistema cardiovascular, ocular, digestivo, inmune, excretor y respiratorio. 

Esta fruta no solo es famosa por su riquísimo sabor agridulce, sino también por los nutrientes y beneficios que tiene. También se la puede encontrar en algunos lugares como lima española, ya que es muy parecida a esta fruta por su piel suave, la textura parecida al cuero y su pulpa de color naranja o amarillo.

En cuanto a su cultivo, podemos encontrarla en Ecuador, en las tierras más bajas de América Central, en las Bahamas y también en las Indias Occidentales. Crecen en grupos de 12 y tienen un solo tallo. 

vendedor ambulante

Usos medicinales

Como decíamos más arriba, el mamoncillo no solo es conocido por su sabor sino también por los beneficios que tiene para la salud de las personas. Entre ellas está poder reducir el daño en los vasos sanguíneos, puede hacer que el corazón haga menos esfuerzo para bombear sangre a todo el cuerpo, reduce la presión arterial, reduce el riesgo a tener un derrame cerebral. ¡Ya tienes unas cuantas razones para entregarte a las bondades de esta noble fruta!

Pero eso no es todo. En su contenido, el mamoncillo tiene un alto porcentaje de hierro, por lo cual reduce la posibilidad de tener anemia, un malestar que sucede cuando las reservas de hierro se agotan y ofrece síntomas como fatiga, malestar estomacal y debilidad.

  • El mamoncillo es una fruta baja en calorías, no tiene grasa en absoluto y tiene un gran nivel de fibra, ayuda a reducir los niveles de colesterol.
  • Es un antioxidante natural, elimina los radicales libres que consumimos al comer alimentos poco saludables, los desechos metabólicos y la contaminación de nuestro cuerpo.
  • En su interior tiene un compuesto llamado triptófano, que induce el sueño gracias a la estimulación de producción de serotonina, muy conocida por regular el humor, limpiar nuestra mente de ansiedad y las preocupaciones diarias que tenemos.
  • Otras propiedades que podemos nombrar de los mamoncillos es que ayudan a calmar y relajar a las personas, mejorando su estado de ánimo. Aportan al mantenimiento de nuestros huesos y dientes, ya que tienen un gran contenido de calcio. Podemos decir que es una fruta que aporta resistencia y durabilidad ósea, lo que nos protege de la osteoporosis. 
  • Ya hablamos de su alto contenido de hierro, esencial para la producción de glóbulos rojos. Por último, los mamoncillos equilibran las hormonas de nuestro cuerpo. 
  • Entre las propiedades del mamoncillo, podemos decir que es muy bueno para el sistema cardiovascular, ya que tiene una gran cantidad de fibra dietética que reduce el colesterol malo de nuestro cuerpo.
  •  También es bueno para el sistema digestivo por su alto contenido de esta fibra que ayuda a prevenir el estreñimiento, y estimula el movimiento peristáltico facilitando el proceso digestivo. Además, previene hinchazones y calambres. 
  • El mamoncillo también ayuda a prevenir problemas relacionados con la visión, como la ceguera nocturna, la cual puede producir problemas de visión en lugares con poca luz. 

También ayuda al sistema inmune. Protege nuestro cuerpo contra infecciones virales como el resfriado o la gripe. El mamoncillo tiene alto contenido de vitamina C, ayudando a la producción de glóbulos blancos. Ayuda al sistema respiratorio aliviando los síntomas del asma.

Descarga la app de Mandao

Mamoncillos: un clásico rico y saludable de la cocina cubana

Del árbol de mamoncillo provienen estos frutos verdes, redondos. Su cáscara es lisa, delgada, frágil, en algunos casos parecida al cuerpo, su dureza hace que se mantengan frescos más tiempo y que su traslado sea más fácil sin miedo a dañarlos.

Es una fruta que se puede comer con comodidad. Su pulpa es brillante, con un color similar al salmón o amarillo. Cuando son maduros pueden llegar a ser muy dulces o también ácidos. 

Además de su gran gusto, el mamoncillo tiene una buena (por no decir apabullante) cantidad de beneficios para nuestra salud. Tiene alto contenido de vitamina A y C, minerales, aminoácidos y ácidos grasos insaturados, fibra, hierro, vitamina B12, lisina, calcio y fósforo, entre otros. Podemos decir sin equivocarnos que es una fruta con gran valor nutritivo. 

Con sus altos niveles de vitamina A y C, se transforma en un gran alimento para el cuidado de la vista, activación del sistema inmune, ayuda a las mujeres en la gestación y previene infecciones. 

Podríamos afirmar con certeza que es un fruto con muchísimas ventajas nutricionales, ideal para que lo consuman todos los integrantes de la familia. Nos ayudará a mejorar nuestra calidad de vida y se recomienda incluirlo en nuestra dieta. Las recetas de mamoncillo más comunes son mermeladas, dulces y enlatados. 

Si quieres hacer una buena mermelada casera, ¡no te pierdas la receta para hacer mermelada de guayaba!A la hora de comer mamoncillos, debemos prestar atención a las semillas que contiene su pulpa. La ingesta accidental de estas, puede alojarse en las vías respiratorias y provocar asfixia. Por eso se debe tener cuidado cuando se lo damos a niños y niñas.

Valora el artículo
Article Categories:
Curiosidades

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.